RSS

Tierras y propiedades pertenecientes a la iglesia de San Bartolomé

volverPOR  JOSÉ HERNÁNDEZ GONZÁLEZ.

Fuente: Programa de Fiesta San Bartolomé  2004

Durante muchos años, hasta la Desamortización de Mendizábal, la Iglesia Católica en España se sostenía con donaciones, limosnas, herencias que los fieles les dejaban a sus Iglesias, Ermitas y Parroquias.

Se daba el caso que al no existir cementerios, ya que la ley de los cementerios fue a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, las personas se enterraban en las iglesias. Eso motivó que los fieles, con la idea de tener un sepulcro o lugar de enterramiento, daban estas donaciones y herencias con fincas o dinero para misas y rezos, para ellos y sus familiares. Por una serie de testamentos, compraventas y donaciones, sabemos que la ermita y más tarde la Parroquia de nuestro santo Patrón San Bartolomé también las recibía.

La ermita ya estaba construida desde 1584 con una serie de terrenos a su alrededor. Aparte tuvo muchas propiedades lejos de ella, pero muchas veces la avaricia de sus Patronos y Mayordomos e incluso de sus capellanes terminó vendiéndolas. El caso de San Bartolomé es curioso pues la Parroquia llegó sin propiedades a principios del siglo XX, de hecho sólo le quedó un aljibe, que se encontraba en Montaña Blanca y que era conocida por el “Aljibe del Tributo”.

Viendo alguna documentación tenemos las siguientes donaciones: TESTAMENTO de Da. Josefa de Fleitas, mujer de Francisco Betancor Cabrera, vecina de San Bartolomé que deja una misa rezada el día de San José sobre una fanega de tierra en la Vega de Machín…. Esta misma señora deja en el Islote dos almudes de viña para el sostenimiento de la Capilla de Animas. TESTAMENTO de don Bartolomé Ramírez sobre un Patronato, y deja para dicho Patronato, tierras y aljibes en Guacimeta.

Por otra parte hay otro tributo a la Ermita de San Bartolomé que dice así: “Sepan quantos esta carta de veta a Tributo perpetuo vieren como yo Don Matías de Abreut… cuatro almudes de tierra de los sitios de la hermita de San Bartolomé y linda por una parte con camino que va del lugar de San Bartolomé para Mancha Blanca………………a 24 de agosto de 1746 años Escribano Fernando Alvárez”.

Así mismo hay una polémica con unas tierras que había por las Calderetas, en una finca que estaba desde la esquina de calle Calderetas con Timanfaya hasta el número 97 de la calle Calderetas. Toda esta documentación está en la escribanía de Matías Rancel en 1774. En ella se señala que “Para esta información presto por testigo Pedro Betancor vecino del lugar de San Bartolomé del que fue vendido, jurando por Dios y la Cruz decir la verdad en arreglo a dicho decreto. “Dijo: conocer muy bien la tierra que se expresa como propias de la hermita del Apóstol San Bartolomé las que están en el mismo lugar a la salida del paraje de las Calderetas y que el Mayordomo las siembra para si y para la hermita” Estas tierras siguen perteneciendo a la ermita hasta final del s. XVIII pero hay una petición muy curiosa sobre dicha propiedad. “El capitán D. Francisco Guerra Clavijo Alguacil Mayor y Regidor Decano en la Isla de Lanzarote ante S.M. como más haia lugar digo que a la hermita del Sr. San Bartolomé en la misma Isla pertenesen dos fanegas de tierra labradía inmediatas a las casas de dicho lugar cuias tierras aunque el Maiordomo cuida de sembrarlas como no se hallan cercadas están espuestas a que los Animales se coman la Sementera siendo asi que lo soy desendiente del que fundo el Patronato, cuios bienes se an dividido entre los demás coherederos pagamos tributo a la Hermita pretendiendo io el tomar estas dos fanegas de tierra y constituir pensión a favor de la Hermita repeto a la ninguna rentabilidad pues el debaso de los animales y falta de custodia en el mayordomo y el mucho costo que tendría de haser las cercas…. al vecindario de dicha Isla por impedimento que presente para que se me diera dichas tierras por su aprecio y selebrar con una escritura a favor de la Hermita y por su decreto del 19 de Noviembre del año próximo pasado mando ocurriese a ese tribunal que es el que presento y Juray para que tenga efecto mi presentación.

Al mismo suplico que habiendo sida presentada se sirva darse comunicación a dicha Vicaria para que precidida la información de utilidad a la Hermita en que yo tome dicha tierra por el valor que le dieron Peritos se me entregen otorgando yo la escritura correspondiente a la anual pensión de la Hermita”

La Villa Capital 13 de Enero de 1774.

Testigo Miguel Gerónimo Alvarado.

Ante mí

Matas Rancel

//

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: