RSS

Francisco Javier Perdomo Méndez

volver


Francisco Javier Perdomo MéndezFco. Javier Perdomo Mendez
San Bartolomé 1873- Argentina años 60

Don Francisco Javier Perdomo Méndez hijo de este pueblo, dejó su impronta en San Bartolomé con el gesto de ofrecer como donación el reloj que hoy preside la torre del Ayuntamiento.

Nace en San Bartolomé concretamente en la calle Calderetas (vivienda que actualmente pertenece a la familia Arrocha Morín), el 18 de abril de 1873, hijo de Eufemio Perdomo y de María del Carmen Méndez. Es el menor de los hermanos: Juan, Luis, Antonio, Filomena y María.

Desde muy joven mostró su deseo de viajar y conocer nuevas tierras. Hombre inquieto que a finales del siglo XIX, con la ilusión y el deseo de mejor vida, se fue a “hacer las Américas”. Viajó a Argentina guiado por la pujanza económica americana. Como otros muchos jóvenes de la época, buscaba un proyecto de vida. Establecido en ese lugar, con buena suerte y visión se dedicó al negocio familiar, con notable éxito, logró hacerse con una considerable fortuna.

La actividad emprendida por este emigrante en América, se inicia con la exportación de granos: maíz trigo… con las Islas Canarias, llegó incluso a mantener lazos comerciales con vecinos de San Bartolomé.

A comienzos del siglo XX decide regresar a las islas y fija su residencia definitiva en la zona residencial de Citorre aytoudad Jardín – Gran Canaria, lugar donde hace construir una casona al estilo colonial. En 1946 decide venderla y cambia de domicilio. Dicha vivienda fue adquirida por el Mando Económico de Canarias en tiempos del Capitán General don Francisco García Escámez, para instalar en ella la actual sede de la Cruz Roja Española. Don Javier fue una de las personas entre los afortunados. Otros no tuvieron tanta suerte y no encontraron mejor destino en el Nuevo Mundo.

El retorno a la tierra natal de este “indiano” con fortuna hizo que adquiriera muebles e inmuebles que luego cedió como donación o subvención a los lugares de origen. En 1958 en un viaje que hizo don José María Gil a Gran Canaria, visita a su amigo don Javier, conversando, don José le propuso la compra de un reloj para la iglesia de San Bartolomé. Don Francisco Javier acepta la petición e inmediatamente oferta regalar un reloj público para este pueblo. El mismo es adquirido en la Fábrica de relojes y campanas Vda. De Múrua- Vitoria.

La llegada de este artilugio de museo que hoy preside la torre del Ayuntamiento de San Bartolomé y al cual debe su nombre, fue todo un acontecimiento social, (el reloj a pesar de estar destinado para la iglesia no se colocó en la misma por falta de espacio). Se expuso para su exhibición en el Salón de Plenos del Consistorio para que vecinos, visitantes y curiosos interesados en verlo pudieran hacerlo.

A comienzos de los años sesenta, ya con problemas de salud y la nostalgia por lo que dejó atrás, eviviendaspecialmente por la vinculación de este emigrante a Argentina a lo largo de tantos años vividos allí, decide volver al país que lo acogió, donde aún residía parte de la familia, hasta su fallecimiento.

El crecimiento demográfico acaecido en San Bartolomé, incide en el trazado de nuevas calles para mejorar las condiciones transitables de las zonas. El Ayuntamiento como muestra de agradecimiento, decide rotular uno de estos viales con el nombre de don Francisco Javier Perdomo Méndez, (no Méndez Perdomo, como por error figura) con el deseo de perpetuar, reconocer y corresponder al gesto de ofrecer la donación de esta pieza de relojería a su pueblo de origen.

ARCHIVO HISTÓRICO MUNICIPAL

Anuncios
 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: