RSS

2002

volverPREGÓN DE LAS FIESTAS DE  “EL ISLOTE” 2002

           Por  DOLORES PÉREZ GONZÁLEZ

Buenas noches, estimados vecinos y visitantes, comenzamos las Fiestas del Aguapata, idea que surgió del alcalde Antonio Cabrera en una de las últimas reuniones que éste celebró en el barrio.

Este año, por primera vez, los vecinos acordaron anunciar la fiesta comenzando con unDolores Perez pregón. Me parece bien, todo va cambiando, como ha cambiado el pueblo del Islote, mi madre me contaba sobre los vecinos que a principio del siglo pasado había: la casa de los Matías, la del Señor Víctor, la del Señor Francisco, la de Doña Ramira, la de la Señora María Acosta que en sus ratos libres enseñaba a los pocos niños que contaban, la de mi abuelo José María, y la de la abuela de mi madre, la Señora Rita. Todo lo demás era un volcán en el que estos primeros habitantes y los que les siguieron se empeñaban, con mucho trabajo, en hacer jameos donde plantar una higuera o una parra de moscatel.

Hoy en el volcán se construyen casa, algunas de gentes que no se conocen, el pueblo crece y los que todavía vivimos echamos de menos la amistad que hemos perdido, y las tradiciones que muchos ni recuerdan.

Hago memoria de la alegría con que esperábamos la fiesta de La Magdalena, que aunque se celebra en Masdache, no sé por qué la hacíamos nuestra. Ese día se amasaba en casa de la Señora Frascorra, para tener el pan que a diario no había, lo que sí teníamos era gofio.

Recuerdo de ir con mi padre a buscar cal, en la burra, a la calera de La Villa, para albear la casa antes de la fiesta. Ese día se estrenaba traje nuevo y unas alpargatas. Los pequeños íbamos al volcancito a ver pasar a los mayores y los que llegaban a la Magdalena, encontraban carreras de burros y algún caballo, ventorrillos y también bailaban en la era del Señor Antonio, con timple y guitarra, y todos tan contentos porque se cambiaba la rutina de todos los días.

Hoy la gente tiene de todo y se oye con frecuencia hasta a los pequeños decir lo aburridos que están, antes, entre nosotros ni esa palabra se conocía. Pero bien, todos sabemos que el mundo está siempre cambiando, quién nos diría que El Islote iba a tener esta fiesta de  La Vendimia, para compartir aguapata, aunque este año la cosecha fuera muy reducida.

Hay que contentarnos con lo que hay, lo más importante es que no se pierda la voluntad y el esfuerzo que nos lleva a que nos veamos reunidos compartiendo lo que somos y tenemos.

No me queda más que agradecer a los vecinos el hecho de acordarse de mi persona para la lectura de este pregón.

¡Felices Fiestas del Aguapata!

//

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: