RSS

2003

volverPREGÓN DE LAS FIESTAS DE  “EL ISLOTE” 2003

               Por  TERESITA JESÚS ACUÑA TEJERA

Buenas noches a todos

Este año me han invitado a ser pregonera de Las Fiestas del Aguapata.

Aunque no nací aquí, éste es como si fuese mi pueblo, pues me integré muy pronto a él. Desde que llegué, me hice amiga de todos mis vecinos, ya que vine porque puse una pequeña tienda; y como en Ias tiendas s2003-teresita acuñae conoce más a gente, fui haciendo mucha amistad.

En el pueblo, en ese entonces, no había luz, estoy hablando del año 71. Me acuerdo que la televisión funcionaba a través de la batería del coche; y cuando no había coche no  había tele. Como tampoco había teléfono hasta que en el año 76 pusieron la primera cabina telefónica, que estaba dentro de la tienda.

Recuerdo que había escuela en el pueblo, pues venían los niños de Masdache, pero unos años más tarde la cerraron, teniendo que ir los niños al colegio de San Bartolomé. Luego pasó de ser escuela, al lugar donde se celebra la eucaristía, reuniones, comuniones, bautizos y también que yo recuerde se celebró una boda.

En fin, el pueblo ha ido cambiando para mejor. Lo que, echamos en falta es la pequeña tiendita, pero como aquí somos unos para otros, cuando vamos a hacer la comida y vemos que nos  falta algún ingrediente vamos a casa del vecino y nos remedia.

Porque aquí la gente es muy cariñosa, si no imagino cuando vaya caminar y paso por la Florida y oigo ¡adiós señora! y una mano se levanta con cariño, paso el hotelito de la Florida y sigo con mi paseo, no olvidando a Perdomo que trabaja sus tierras. Continúo mientras un señor de bigote me sonrie, saluda y continúa corriendo bajo el sol. Su cara de felicidad lo dice todo, está en un pueblo tranquilo en donde lo han acogido con sencillez y amabilidad. Saludo a Dolores e Inocencia y continúo mi camino mientras me encuentro a Soledad que comienza a caminar como todo los días. Allí, es su casa también están Juana y Luis Martín, siempre con un saludo ameno y un ¿cómo andas?

Luego, el señor Luis Betancort, el artesano del pueblo, trabajando la piedra.

Esto señores, es un día normal en el Islote, si luego añadimos, la alegría y el desparpajo de las fiestas con una Sary que no para, unas señoras con unas labores estupendas, un buen compuesto de carne echa por Augusto y un poco de cariño de cada uno, estas son las Fiestas del Aguapata.

Unas fiestas en donde el mayor lujo es la unión del pueblo; en donde un simple bizcochón y un clipper se convierten en la mejor de las meriendas, porque estás con TU GENTE.

¡FELICES FIESTAS A TODOS!

//

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: