RSS

Fiesta del Aguapata

volverPor José Hernández González

Fuente:Programa de Las Fiestas de El Islote 2008

Si uno sale de San Bartolomé, rebasando Calderetas y La Florida, aparecen las parras admirablemente engaviadas o trenzadas, por sendos andamiajes y con auténtico alarde de organización agrícola. Por aquí la viticultura se hace cátedra magistral. Además se van viendo grandes casonas, del siglo XVIII no más, con jardines repletos de buganvillas y dragos, con sus viejos y vistosos lagares asomando los brazos de sus prensas y en lo alto sobrados con montones de ventanales.

Desde La Florida se prodigan viñas al socaire de las clásicas paredes que sobre las lavas forman grandes macetones o terrenos de artificios, consistente en el superior esfuerzo de transportar agua dulce hasta el solar estéril.

También por la carretera del Grifo se puede venir entre frondosas parras al pintoresco Islote, después de traspasar la montaña de Juan Bello y ganar el nuevo mar de lava que viene sin prisas, Chibusque abajo, para pasar por el caserío de El Sobaco y llegar a las adustas casonas de El Islote donde hay grandes árboles y sus calles tienen nombres de las dulces vides.

Por ese retorcido campo de El Islote salpicado de palmeras siente uno más certeramente la bravura del volcán de Tisalaya. El topónimo ‘El Islote’ hace referencia a aquellos lugares donde la lava tras su paso dejó aislado algunos terrenos antiguos. Ya en 1620 Juan Ferrera vende a Diego Luis 6 fanegas en Tornaren y entre los linderos hay una vereda que va desde la casa de Francisco de Chimidas hasta la aldea de Tomaren y dentro de estas fanegas una gran mareta. A finales del siglo XVIII en El Islote existían huertas y caseríos indicando el interés por su ocupación territorial de destacadas familias y personajes de la isla. Todas estas tierras fueron azotadas por la erupción volcánicas de 1824 y perdieron parte de sus riquezas.

En el Archivo Municipal de San Bartolomé se conserva el Amillaramiento de 1855. Gracias a él sabemos que en el Islote tenían propiedades Doña Hilaria Vega, Doña Narcisa Pérez de Cancio, Don Rafael Pérez Vega, Don Antonio Espinosa, de Arrecife. En el Cabezo Don Pablo Luzardo y en el Volcán Don Lorenzo Ramírez Monfort y Don Quintín de Aguilera.

En otro documento conservado en este Archivo, la recaudación municipal de 1859, podemos extraer a los siguientes vecinos y propiedades:

islote 2008

Con esta pequeña reseña queremos contribuir al conocimiento y conservación del antiguo Islote. Las fiestas del Aguapata ayudan a valorar su importancia como pueblo y como gran lugar agrícola.

//

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: