RSS

La ermita de Güime. Sus inicios y su erección como parroquia.

volverPOR JOSÉ HERNÁNDEZ GONZÁLEZ.

 Fuente: Programa de Las Fiestas de Güime 2005

Así como el año anterior hicimos un recorrido por el pasado de Güime, este año intentaré centrarme en la historia de la ermita del lugar y en su erección como parroquia. Con ello me he acordado de unas personas que fueron importantes en la vida social y cultural de Güime a principios del siglo XX como el párroco de San Bartolomé, D. José Mejías Peña; D. Rafael Díaz Ferrer, natural de San Bartolomé pero casado en Güime; D. Cayetano Fajardo, natural de Tías y también casado en Güime; y el oriundo del lugar D. Marcial BermúdIglesia guimeez. Estos personajes fueron los impulsores de que Güime tuviera una ermita. Por ello es importante reconocer su labor. Los pueblos sin un pasado no podrán tener un futuro.

D. José Mejías Peña, natural de Telde en Gran Canaria, estuvo de párroco en San Bartolomé desde 1909 a 1917. Gracias a un cuaderno escrito por él y que se conserva en el Archivo Diocesano (Las Palmas) he comprobado que estaba muy preocupado por la situación espiritual del pueblo. Su preocupación se extendía a Montaña Blanca y Güime pues no tenían ermita ni ningún lugar de culto y se quejaba de la poca gente que venía a misa a la Parroquia de San Bartolomé. Él señalaba que “han sido caseríos muy pocos religiosos siendo muy pocos los vecinos que vienen los domingos a la Santa Misa y muy pocos los que cumplen con el Santo precepto Pascual”. Él sigue escribiendo que “Desde que en 1909 tomé posesión de esta Parroquia de San Bartolomé como Cura Ecónomo y conocí el lamentable abandono religioso en que se encontraban los caseríos, la necesidad de volverlo todo a Dios en él algún Santuario; me propuse, con la ayuda de Dios, trabajar cuanto pudiera por fin tan hermoso”.

A tales efectos, la creación de una ermita, en 1910 se formó una Comisión con los señores D. Cayetano Fajardo, D. Marcial Bermúdez y D. Rafael Díaz. También se animó a D. Pedro Cerdeña, comerciante de San Bartolomé, que les prometió una buena cantidad de dinero. El 17 de abril de 1910 estando en visita Pastoral en esta parroquia el obispo D. Adolfo Pérez Muñoz visitó Güime y dicha Comisión se le presentó. El Obispo les animó y les prometió ayuda. Dicha ayuda fue un cáliz de plata, un cáliz limosnero, que pidió a Madrid y que era de los que Alfonso XIII regalaba a las parroquias y ermitas pobres.

Los cimientos de la obra de la ermita de Güime fueron abiertos y se puso la primera piedra el 20 de agosto de 1911. Era domingo por la tarde y la bendición de la primera piedra y sermón fue realizado por el párroco de Teguise D. Antonio Gil Santana. El maestro de obra fue D. Pedro Martín.

Viendo todo el cuadernillo te quedas pensando el entusiasmo que puso todo el pueblo de Güime en construir y tener en el pueblo su ermita. Fueron muchas las aportaciones de los vecinos de Güime. No sólo en dinero sino en material, viajes en camello, o días de trabajo. Así el párroco de San Bartolomé dio 225 ptas; D. Manuel Carrasco 100 ptas; D. Pedro Cerdeña 150 ptas; D. Rafael Díaz Ferrer 145 ptas; D. Cayetano Fajardo 145 ptas; D. Marcial Bermúdez 145 ptas; o D. Miguel Nuñez 155 ptas.

A los noventa y cinco años de poner la primera piedra a la ermita, tiene el pueblo de Güime el alto honor de que a su edificio más representativo lo nombren parroquia y lo propongan para monumento de Bien de Interés Cultural.

2005-1

2005

Sello de la nueva Parroquia de Güime

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: