RSS

Ajey, San Bartolomé: San Bartolomé de Ajey (II)

volver

Por Agustín Pallarés Padilla

Fuente: Lancelot: 14-06-2002

Y siendo ello así, cabe preguntarse, ¿cómo es posible que el autor italiano lo pasara por alto? La explicación, a mi modo de ver, es la siguiente: en tiempos de Torriani el poblado de Ajey no había cambiado aún ese nombre de aspecto guanchinesco por el de San Bartolomé. Pero en tal caso, claro está, debió haber registrado en el mapa el nombre de Ajey en su lugar. ¿Y no lo hizo? Veamos:

No, desde luego, con esta fisonomía gráfica tan peculiar, ajena al castellano, que siempre se le ha conocido en documentos de siglos pasados o en el lenguaje hablado según la dicción conservada en la tradición oral. No obstante, en el mapa figura el nombre de un pueblo -carácter deducible por la figurita simbólica de un edificio con la que el autor señala esta condición en los topónimos que registra- escrito Teguei que, aunque no idéntico al de Ajey no deja de tener un cierto parecido con él, especialmente en la terminación diptongada -ei-, el único caso por cierto en que este final se da en la serie de topónimos que aparece en el mapa. La disimilitud en el resto del nombre no es demasiado difícil de justificar habida cuenta de lo poco exacto que Torriani se muestra en otros topónimos del mapa bien conocidos, como, por ejemplo, al escribir llago por Tiagua; Muniq por Muñique, Taiz por Taiga y otros varios más con ciertas alteraciones gráficas de menor importancia. Tampoco en lo referente a la errada ubicación con que el topónimo en cuestión aparece en el mapa se pueden oponer objeciones que invaliden su identificación, pues este es otro defecto de que el mapa adolece en buena medida. Tal circunstancia se puede constatar viendo la desplazada situación en que se encuentran otros topónimos también muy conocidos en la actualidad, como ocurre con el de Punta Mujeres, que sitúa mucho más al N de su posición real; el de Uga con relación a Yaiza; La Bufona y Guasimeta con respecto a Arrecife, etc. Obsérvese cómo al vecino pueblo de Güime lo ubica también en la misma zona excesivamente alejada de Arrecife en que coloca a Teguei.

Resumiendo cuanto llevo expuesto creo que se puede decir sin temor a equivocarse que el hecho de que en el mapa no figure el nombre de San Bartolomé debe ser interpretado en el sentido de que aún el caserío no había tomado ese nombre. En apoyo de este supuesto está el dato de que el nombre Teguei desapareció a partir de entonces de la cartografía insular, cosa que se ajusta a la realidad del devenir histórico al haber sido sustituido por el de San Bartolomé. Sin embargo eso no ocurre con los nombres de los otros pueblos de la isla que han subsistido inalterados o con ligeras modificaciones de escritura hasta nuestros días.

Fue más tarde, en el siglo XVIII, cuándo los moradores de esta aldea, ya ostentando el nombre de San Bartolomé, acuciados por las molestias que les causaban las arenas voladoras del Jable, abandonaron el primitivo emplazamiento del caserío, que entonces se hallaba próximo a Montaña Mina, y trasladaron sus viviendas más hacia poniente, donde hoy se levanta el casco principal de la ciudad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: