RSS

Ajey, San Bartolomé: San Bartolomé de Ajey (III)

volver

Por Agustín Pallarés Padilla

Fuente: Lancelot: 21-06-2002

 Pasando ahora al estudio lingüístico del primitivo nombre Ajey, supuestamente guanche -ya que puede también haber sido creación de los moriscos capturados en África en los tiempos de la caza de esclavos-, o de su antecedente Teguei del mapa de Torriani, nada positivo se ha logrado que yo sepa. El canariólogo Juan Ávarez Delgado asegura que el último es error por Taiga, otra localidad de la isla ya desaparecida -que en mi opinión debe corresponder al nombre de Taiz que figura asimismo en dicho mapa-, pero D. J. Wölfel, el autor austríaco» de la obra cumbre sobre lingüística guanche Monumenta linguae canariae, rechaza de plano tal posibilidad opinando por el contrario que debe tratarse precisamente de Ajey desfigurado, pero sin añadir nada aclaratorio respecto a su posible significado.

Para terminar decir que el título de este escrito requiere una explicación, aunque estoy seguro de que muchos de los lectores ya habrán adivinado su intención. Quiere decirse con él que del binomio Ajey-San Bartolomé debería salir el nombre compuesto San Bartolomé de Ajey. Eso, ya lo tengo dicho, es la aspiración que hemos expresado varios de los investigadores que nos ocupamos de estos temas relacionados con la historia de nuestra isla, sentir que ha transcendido a un buen sector de la población isleña.

Sabido es el terrible trauma que sufrieron los primitivos habitantes de Lanzarote a manos de los advenedizos europeos que los sojuzgaron al serles impuestas por la fuerza bruta, -¡y de manera bien cruenta por cierto!-, las nuevas fórmulas sociales de los vencedores al tiempo que se les prohibía tajantemente continuar con sus creencias y determinados modos de vida que venían practicando desde muchos siglos atrás… Tan bárbara conducta ha sido norma generalizada, por desgracia, entre todos los pueblos del mundo desde que el hombre es hombre. Pero ya que la historia no tiene vuelta de hoja se podría hacer algo al menos en memoria y honor de esos pueblos tan bárbaramente sometidos y etnográficamente exterminados. Por ello propongo -por segunda vez en un medio impreso (Vd. Lancelot nº 745 de fecha 3.10.97)- lo siguiente: ¿por qué no realizar este pequeño acto de reparación póstuma fundiendo los dos nombres, el Ajey pagano de nuestros ancestros los ‘majos’ con el San Bartolomé cristianizante de sus descendientes los lanzaroteños de ahora en un solo nombre compuesto? Con ello se lograría además conservar en plena vigencia este añejo nombre, tan breve y eufónico, que de otro modo se perdería para siempre en un futuro no muy lejano al carecer de soporte físico en que sustentarse. Es cuanto tengo que decir por esta vez. Ahí dejo la cuestión para que los cargos políticos que tienen en sus manos materializar el proyecto lo piensen seriamente.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: